2 feb. 2012

Caperucita Roja. Prólogo...

La casa de la abuela.

¿Raúl? preguntó la anciana al sentir abrirse la puerta de su habitación.
No señora… respondió la menuda enfermera La vino a visitar su nieta.
Se volvió hacia Vanesa y le sonrió con amabilidad, para luego marcharse en silencio. Cuando Vanesa se quedo sola en esa habitación de muebles color crema se preparó mentalmente para pasar un mal rato.
¿Raúl? volvió a preguntar su abuela. Vanesa se acercó a donde ella estaba sentada en una mecedora.
No. Soy Vanesa le recordó. Tu nieta, ¿te acuerdas de mí, Nené?
Al escuchar su sobrenombre la anciana levantó la vista hasta cruzarla con la de su nieta. La comprensión relució en sus ojos claros.
Si, si como no le sonrió ampliamente. Acércate una silla, querida. Sentate con la abu…
Obediente, Vanesa fue junto a la cómoda para tomar la silla que allí estaba. Colgado de la pared por encima del abarrotado mueble, había un gran cuadro que mostraba un collage de fotografías familiares que había hecho Tony, su hermano, a Nené.
Ella fijó la vista en la esquina inferior, donde se la veía a ella de pequeña estampando un sonoro beso a una Nené ya encanecida pero feliz. Cuanto añoraba esos tiempos.
Lindo, ¿no?
Vanesa se sobresaltó.
Si… asintió y sonrió.
Ese Tony, siempre innovando. A su edad con suerte podíamos tener una fotito en blanco y negro… suspiró fascinada. … y ahora con las computadoras se puede hacer magia.
Su nieta se sentó frete a ella y le tomo una de arrugadas manos entre las de ella.
¿Cómo estas?
¿Yo? Nené se apuntó a si misa con la mano libre Bien. Muy bien. Me cuidan bien. ¿Y Raúl? ¿Cómo esta?
Su abuela se perdía nuevamente en su mundo.
No, Nené, no. El abuelo ya murió intentó explicarle y se desconcertó al ver como su abuela lloraba, pues esperaba que lo recordara. Ya hace mucho de eso. No llores. ¿No lo recuerdas? Fue hace como diez años.
Ya se, ya se se socó las lágrimas con un pañuelo que se saco de un bolsillo de su vestido floreado. No estoy bien, ¿verdad?
Sonrió con melancolía y Vanesa no supo que contestarle. Solo atino a arrodillarse y abrazarla. Se quedaron así calladas.
¿Cómo esta Pat? fue Nené quien rompió el silencio con su débil vocecita.
Mamá está bien. Se sigue ocupando de la casa y por las tardes sale a vender Avon. aún estaba enojada con ella. Porque Patricia la había obligado a visitar a su abuela.
Su problema no radicaba en Irene, sino en el hecho de que a Vanesa no le gustaba verla en ese estado de desmoronamiento. Vagando por el tiempo, viajando al pasado y volviendo al presente. Casi desconectada de la realidad.
Aterrada había visto a sus siete años como su abuela caía aplastada por el dolor. Su abuelo, Raúl, había muerto carbonizado dentro de su departamento en la ciudad. Vanesa había sido testigo de cómo la culpa y remordimiento llevaron a su jovial Nené a perder poco a poco la razón.
Nené no se pudo recomponer jamás, algo que Vanesa no podía perdonarle. Nunca pudo concebir que su abuela no luchara para seguir adelante por los seres que le querían, y que solo se dejara estar.
Se volvió a sentar en su silla, ahora mirándola con resentimiento.
Todo acto tiene su consecuencia, buenas o malas Irene miraba la pared extraviada en algún lejano horizonte. Los mías acarrearon las mas nefastas consecuencias.
Se volvió hacia su nieta con los ojos abnegados nuevamente en lágrimas.
Me equivoque… y muchas veces fue por egoísta. Pero puedo jurar que jamás quise daño alguno para ti continuó ahora mirando hacia el techo. ¿Qué daño podría querer hacerte si te amaba?...
Vanesa se levanto, ya no podía soportarlo más. Dejo la silla en su lugar y acaricio la fotografía con el pulgar. Al abrir la puerta escucho como Irene susurraba: “¡Cuídate, amor!”, pero no supo a quien iba dirigido.

5 comentarios:

  1. WIiijiiiiII que lindo te quedo todoo!!! <3 Me alegra saber que le falta pokitoo!!! A ver si vemos a esta Caperucita algún día en papel :D Mushoosss Beshoosss!!

    ResponderEliminar
  2. hola! Me entere de esta nueva historia gracias al club de las escritoras, me ha gustado mucho, un buen primer cap.
    Muchas felicidades por este buen comienzo y al igual que tania espero verlo publicado :)
    aunque aun tengo duda, aqui no encontre sinopsis pero en el club dice que vanesa tiene 17 años y aqui 19 o es que la historia se remonatara al pasado?? Bueno, esperare a leerla para saberlo!! :)
    besos y saludos!!!

    Nina-Neko

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa!, vengo a decirte que acabo de publicar en el club una entrada anunciando esta nueva historia tuya. Espero k con ello muxa gente se anime a leerte ^.^

    Por cierto, buen comienzo!. Y al igual k mi kerida Nina Neko, me pregunto... K edad tiene ella?, 17 o 19?. Es k akí da a entender que ella tiene 19 años (12 años k ha pasado desde la muerte de su abuelo + 7 que eran los k ella tenía cuando murió éste), y no sé si es x k ha habido un error o x k la historia da saltos en el tiempo...

    En fin, espero k nos lo aclares pronto. Un besito mi niña y feliz fin d semana!, muak!!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado y eso es raro porque hay algunas blognovelas que no me convencen mucho.

    ResponderEliminar
  5. Hola ! :) Bueno acabo de conocerte por el club de las escritoras y tu historia me ha llamado mucho :) asi que nada decirte que es un buen comienzo y que estoy segura de que esta historia va a ser muy bien valoraada :) ya sea por lo bien que la presentas o porque vas a dar una perspectiva de la realidad :)
    Un beso, nos leemos ^^

    ResponderEliminar